Polémica por el apoyo de YouTube a programa donde los jóvenes experimentan con drogas

El debate

YouTube ha generado polémica por haber manifestado su apoyo al programa holandés que transmite imágenes de jóvenes experimentando con drogas.

El portal de videos, al igual que muchos adeptos al programa, sostiene que el programa es educativo y con un alto valor informativo. Así lo considera también el gobierno de los países bajos, quien apoya esta iniciativa. Por estos motivos YouTube no retirará su transmisión.

Sin embargo, la plataforma ha sido duramente criticado por la transmisión de Drugslab y los sectores más conservadores, entre ellos el parlamento británico, ofrecen resistencia.

Claramente, quienes están en contra de este tipo de programas argumentan que mostrar a jóvenes divirtiéndose mientras consumen estupefacientes, es una formar de fomentar el consumo de estas sustancias y hacer apología a ellas.

El parlamentario Simon Hart expresó públicamente: 

"La comunidad, con iniciativas como estas, comienza a preguntarse cuán serias son las compañías como YouTube. Debería comportarse responsablemente en lugar de exigir "libertad de expresión". Existen posibilidades de que personas mueran después de imitar lo que hacen esas personas en los videos. Argumentar que lo que muestran y hacen es educativo, es mentira."

YouTube, por su parte, realizó las siguientes declaraciones al respecto:

"Drugslab es un canal, de una emisora pública nacional reconocida en los Países Bajos y tiene como finalidad educar sobre el consumo seguro y los peligros de los estupefacientes. Si bien YouTube cuenta con políticas contra el contenido que alienta a hacer cosas peligrosas o dañinas, efectuamos excepciones cuando tiene valor educativo o documental."

Sobre Drugslab

Drugslab es un programa producido por BNN, una asociación de radiodifusión pública fundada en 1977 en Holanda. Es conducido por tres jóvenes: Nellie Benner, Bastiaan Rosman y Rens Polman que experimentan consumiendo diferentes drogas cada semana y siguen recomendaciones de los televidentes. Mientras uno de ellos se droga, los otros dos monitorean su temperatura corporal y presión arterial.

Estos jóvenes conductores han llegado a probar en vivo sustancias como: poppers, salvia, MDMA, cocaína, éxtasis, LSD, hachís, hongos y otras. En Drugslab es posible ver como preparan las sustancias antes de consumirlas, dan consejos sobre las mejores formas de hacerlo para que sean seguras y se puedan evitar problemas de salud. Además es posible ver el cambio de comportamiento del conductor luego de ingerir las diferentes sustancias.

Este programa es transmitido en todo el mundo y tiene más de medio millón de suscriptos, entre ellos menores de entre 13 y 18 años. Según Benner, el programa tiene como fin fomentar el conocimiento en el consumo de estupefacientes y todo lo que hacen es "en nombre de la ciencia". Sus declaraciones fueron:

"Los jóvenes entrarán en contacto con las drogas de cualquier manera. No hablar sobre ellas solo los hace más curiosos. No le decimos a los televidentes: ‘Usa drogas’, lle damos consejos que son divertidos. Creo que es importante que la gente entienda cómo funcionan por si alguna vez estén en la tentación de consumirlas. En nuestro experimento semanal, explicamos métodos seguros de uso, dosis seguras, efectos, riesgos y qué hacer y qué no cuando estás drogado”.

Esta producción no hubiese sido posible en otro país, ya que Holanda es uno de los países más liberales en su política de drogas. Más allá de los debates que esto genera en Holanda y fuera de ella, estudios oficiales afirman que este país posee una de las tasas más bajas de adicción a las drogas dentro de la Unión Europea.