Prueba extendida del Bus Robot

La prueba extendida durará 3 semanas, en la cuales 5000 personas se anotaron para formar parte de la prueba, y recorrer sobre Harry la ruta predefinida. 

A una velocidad de 16 kmph, Harry será controlado por una computadora mientras transporta 4 pasajeros en cada viaje. A bordo no habrá ni volante ni frenos, aunque si viajará un representante de Oxbótica, la empresa que creó a Harry, quien estará encargado de detener el bus en caso de cualquier eventualidad. 

Graeme Smith, jefe ejecutivo de la empresa comenta:

Muy poca gente ha experimentado viajar en un vehículo autónomo, así que esta prueba es para permitir que la gente lo viva en carne propia. Esperamos que el público tome confianza y acepte este tipo de vehículos en sus espacios habituales. También estaremos observando como responde la gente al ser transportada de un punto a otro. 

Harry utiliza 5 cámaras y 3 sensores laser que lo ayudarán a navegar por el trayecto de 3 kilómetros a lo largo del camino costanera del río Támesis, cerca de las Arena O2 de Londres, un área muy usada por ciclistas y corredores. 

El camino estará marcado con señales y marcas en el asfalto que Harry podrá interpretar. Las cámaras pueden ver hasta 100 metros adelante, y al primer signo de algún obstáculo en el camino, emitirán una señal de alto

Responsables del projecto "Gateway" creen que la implementación de esos buses mejoraría el transporte de pasajeros de la zona de Greenwich. Son optimistas proyectando que para el 2019 el sistema podría estar expandiendose a otras áreas.

El Ministro de Industria del Reino Unido dijo:

El Reino Unido siempre tu historia de innovar en el sector automotor y este tipo de tecnología tiene todo el potencial para salvar vidas así como también ofrecer libertades a los habitantes de la tercera edad con problemas de movilidad. 

No es la primera vez que el público británico es invitado a probar vehículos autónomos. En una prueba reciente en Milton Keynes, Oxbotica le permitió a un grupo de periodistas probar sus automóviles autónomos acompañados de un Oficial de Tránsito. 

Este Enero pasado, en la luminosa ciudad de Las Vegas en USA, se realizaron también pruebas de un mini-bus autónomo que transportaba pasajeros a lo largo de la bulliciosa calle Fremont. 

De momento, estas pruebas parecen estar ganando adeptos y de a poco se expanden a otros países y sectores. Si bien son pasos seguros, son pequeños. Pero quizás en unos cuantos años podamos evitar de una vez las locuras clásicas al volante por parte de algunos choferes.