La calculadora metabólica

Esta herramienta utiliza como medida los 5 factores que la comunidad médica mide generalmente para diagnosticar problemas cardiovasculares que son: el nivel de obesidad o sobrepeso, la formación de triglicéridos, la presión sanguínea, los niveles de colesterol "bueno" y el nivel de azúcar en sangre

Estos datos no salen de cualquier lado, si no que para realizar este test haría falta un examen de sangre previo, por lo cual probablemente ya se tenga una opinión médica real al respecto de los resultados del análisis, pero al parecer esta aplicación ha demostrado tener un alto nivel de efectividad.

Un estudio realizado con un grupo de control de alrededor 13 mil pacientes demostró que las predicciones de esta calculadora lograron reconocer diferentes casos de enfermedad cardiovascular y diabetes. 

De acuerdo al Doctor y Profesor Asociado en Pediatría de la Universidad Médica de Virginia, Mark DeBoer, que es también uno de los creadores de esta calculadora junto con Matthew Gurka, esta aplicación provee datos extra a los que se obtienen regularmente en un estudio convencional:

En resumidas cuentas, lo que hace esta aplicaicón es decirle al paciente que "Dentro de espectro de riesgo, tú estás aquí, y es una posición en la que deberías preocuparte de aquí a 10 años en los que podrías sufrir una enfermedad cardiovascular. Es mi hipótesis que mientras más específico se pueda ser al compartir información con los pacientes de riesgo, más entenderán y más motivados estarán a realizar cambios necesarios en sus hábitos diarios.

Además de los factores mencionados arriba, esta calculadora también utiliza la raza, género y edad como punto de comparación para realizar así un diagnóstico más preciso.

El sistema de puntaje del cual provienen los resultados que se obtienen luego de ingresar los datos, utiliza un sistema de aproximación estadística llamado "factor de análisis de confirmación" usado para verificar la estructura de las variables observadas. El sistema está homologado por el Insituto Nacional de Salud de los Estados Unidos y fue creado primeramente para la comunidad médica. 

Aún así, la aplicación se encuentra en la internet de forma gratuita para que cualquier persona con sus datos en mano, los ingrese y observe sus resultados.

La recomendación general es que si se obtienen resultados poco satisfactorios, se consulte SIEMPRE con un médico (incluso, aunque los resultados sean satisfactorios y no arrojen ninguna predicción sombría).

Internet y la hipocondría (trastorno mental que se caracteriza por una preocupación constante y obsesiva por la propia salud) van estrechamente de la mano. El acceso a la información de manera desmedida causa que mucha gente hoy en día se auto-diagnostique y se auto-medique erróneamente, por lo cual, si bien una aplicación como esta, con las credenciales que dice tener puede sonar efectiva y precisa, hay que usarla siempre con mucho, mucho, muchisimo cuidado