Google, WhatsApp, Facebook, Twitter, Microsoft y Uber a favor de los inmigrantes en Estados Unidos

Las medidas anunciadas por el magnate Donald Trump (presidente de los Estados Unidos) sobre la prohibición del ingreso de refugiados (de cualquier origen) al país durante 120 días y durante 90 de los ciudadanos de 7 países (principalmente musulmanes): Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, generó la reacción de las empresas tecnológicas más importantes del mundo, quienes se solidarizaron con los inmigrantes y refugiados.

Al tomar esta medida, parece que Trump no reparó en considerar que el país que preside se beneficia con millones de dólares gracias a la contribución proveniente de la innovación, trabajo y creatividad de miles de inmigrantes y refugiados que aportan a favor de la economía nacional y que se ve reflejado en diversos sectores, siendo el tecnológico uno de ellos. 

Las medidas no tardaron en hacerse eco entre los CEOs de Silicon Valley, región donde se concentra el mayor polo tecnológico del mundo ubicado en el norte de California, quienes se sumaron al repudio de las medidas de Trump. Cabe remarcar, que algunos los líderes de las principales compañías como Google, WhatsApp, Facebook, Twitter, Microsoft y Uber, nacieron fuera de los Estados Unidos y emplean a miles de inmigrantes.

"Me preocupa mucho el impacto de las órdenes ejecutivas de Trump. No debemos olvidar que este es un país construido por inmigrantes. Es necesario velar por la seguridad del país, pero hay que enfocare en las personas que realmente suponen una amenaza", expresó el presidente de Facebook, Mark Zuckerberg.

"Nos preocupa el posible impacto de esta medida y de cualquiera que restrinja la libertad de los empleados de la compañía y de sus familias, y que la misma cree barreras a la llegada de grandes talentos. Es muy triste ver el costo personal de esta orden ejecutiva en nuestros colegas", manifestó Sundar Pichai, presidente de Google.

"En Uber creemos en luchar siempre por lo que es correcto. Hoy necesitamos apoyar a los socios-conductores que puedan ser afectados por el injusto decreto migratorio de Trump. Vamos a proveerles asesoría legal a aquellos que estén intentando regresar a los Estados Unidos y crearemos un fondo de defensa legal de 3 millones de dólares para ayudarlos con servicios de inmigración y traducción". Declaró Travis Kalaniv, presidente de Uber.

Por otro lado, Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft expresó: "Como inmigrante y director ejecutivo de esta compañía, he visto el impacto positivo que los inmigrantes han tenido en Microsoft, en Estados Unidos y en todo el mundo. Seguiremos siendo defensores de ellos". 

El presidente de Netflix, Reed Hastings también manifestó su opinión: "Las acciones de Trump están golpeando a los empleados de la compañía en todo el mundo y son tan antiestadounidenses que nos duelen a todos. Lo peor es que las medidas ahondarán en la inseguridad del país. Ha sido una semana muy triste. Es hora de unir fuerzas para proteger los valores de libertad y oportunidad ".

Por su parte, el presidente de Apple, Tim Cook dijo: "Apple no existiría sin la inmigración" y el presidente de Twitter Jack Dorsey: "Twitter se encuentra construido con inmigrantes de todas las religiones. Los apoyaremos siempre. El 11% de los inmigrantes sirios son dueños de empresas en los Estados Unidos".

Muchos de estos CEOs aprovecharon además para contar las historias de inmigraciones que ligan a sus familias ya que, como se mencionón, algunos de ellos son refugiados, extranjeros o hijos de extranjeros en los Estados Unidos. Además mostraron una gran preocupación por cómo estas medidas pueden afectar a sus empleados.