¿Cómo borrar datos de WhatsApp?

La frecuencia de actualizaciones de Whatsapp ha cambiado radicalmente, si hace un tiempo los usuarios de iOS se quejaban por la poca atención, parece que esto ha cambiado.

Nueva gestión de almacenamiento

Con la nueva gestión manual de almacenamiento, todos los usuarios que tengan un móvil de 8 o 19 GB van a estar muy contentos, ya que la tarea de borrar datos en cualquier iPhone se ha facilitado en gran medida y se ahorra mucho espacio.

Para utilizar la nueva función solo es necesario dirigirse a Ajustes de Whatsapp -> Uso de datos y almacenamiento -> Uso de almacenamiento. Allí se visualizarán los datos que ocupan los mensajes que han sido almacenados y un ranking con los chats individuales y grupales de acuerdo a la cantidad de MG o GB que ocupan en el celular.

Cada uno de ellos, brinda la posibilidad de que el usuario borre los mensajes de texto, de voz, vídeos, documentos, ubicaciones, contactos y GIFs compartidos, pulsando el botón Vaciar.

El proceso puede repetirse la cantidad de veces que sea necesario, en cada uno de los chats.

En Android, este procedimiento aún debe efectuarse de manera tradicional (ir a la galería de fotos y eliminarlas, por ejemplo) o bien utilizar Whatsapp Cleaner. Pero paciencia, se espera que estas opciones también lleguen a este sistema próximamente,

Envío de datos sin conexión

También en la nota anterior mencionamos esta nueva función. Con la nueva actualización, los mensajes que se escriban cuando no se cuente con datos móviles quedarán en cola en el chat hasta recuperar la conexión. Esto antes no era así, ya que las versiones anteriores omitían el botón de envío. Pero no debes preocuparte más, ya sabes que puedes escribirlo, enviarlo y automáticamente cuando tengas conexión llegará al destinatario.

Envío de hasta 30 fotos de manera simultánea

Antes de la actualización, la aplicación permitía enviar hasta 10 imágenes. Ahora los desarrolladores de la app extendieron el límite a 30, número bastante aceptable en la era fotográfica en la que vivimos.

Fuente de imagen: Laura LaRose