La era de la Música Artificial

La canción "Daddy's Car" (El Auto de Papá)  fue la creación más reciente de esta IA (inteligencia artificial) que, usando como base melodías que recuerdan claramente a The Beatles, compuso la partitura y escribió la letra de manera completamente automática. El cantautor francés, Benoit Carré fue luego el encargado de producir la pieza musical y darle la forma que la máquina planeó para la obra. El resultado es el siguiente:

Esto se logró utilizando a su vez otros programas como el Flow Composer, el cual mezcla dentro de las partituras escritas por la Flow Machine, diferentes pedazos de música ya escrita y los "remixa" acorde a los deseos de la IA, y el Rechord, que concatena las melodías obtenidas bajo parametrizaciones de ritmos y estilos musicales

Al final de todos los procesos, el artista humano solo tuvo que terminar la producción realizando el último mix y retoques de la canción. 

Luego de que la canción se concretara, llegó el momento de analizar su letra, la cual fue completamente creada, sin supervisión, por la IA, y es aquí donde el tema se pone... "oscuro" por llamarlo de alguna manera. 

La letra hace énfasis en estar encerrados viajando en el "auto de papá", que en este caso haría el papel de esta inteligencia artificial que todo lo sabe y nos lleva por el "buen andar", pero que a su lado viaja "mamá" (que representaría a la "Madre Naturaleza") a la cual le pedimos que tome el control de tanto en tanto, y que reproduzca "una vez más la misma canción" intentando representar nuestros errores recurrentes como humanos

Sea lo rebuscada que sea la teoría conspirativa de las máquinas tomando el control de nuestras vidas, gracias al éxito de esta "composición artificial", Sony ya tiene planeado lanzar un álbum compuesto de canciones "artificiales" para el año siguiente

Una pieza anterior, entitulada "Mr Shadow" (Señor Sombra), creada con los mismos sistemas pero de caracter mucho más "experimental" puede ser oída en el siguiente video:

La música creada con la ayuda de máquinas sin embargo, no es algo novedoso. Desde la creación de los sintetizadores de audio y el auge de estos de la mano de grandes de la música como Vangelis, Tangerine Dream o Jarré era esperable que se intentara tomar el paso siguiente (el cual se tardó bastante a decir verdad) y quitar el factor humano de la ecuación. Tampoco es la primera vez que se introduce inteligencias artificiales a diferentes actividades creativas consideradas solamente humanas. Ya se ha dejado a la IA crear guiones de cortometrajes, recetas de cocina, poesía y hasta video juegos

¿Cómo seguirá la historia? En los próximos años estamos seguros que tendremos un buen (o mal) panorama al respecto.