El adiós a Vine y la mirada de reojo a Twitter

Parece que Twitter está haciendo lo que puede para  mantenerse a flote, y pretende por medio de decisiones algo cuestionables hacerse más redituable. El primer paso para eso, desde una vista empresarial, parece siempre el mismo: recortar gastos. Y eso es exactamente lo que es este certificado de defunción lanzado hacia Vine.

Twitter compró Vine en el 2012 por un valor 30 Millones de Dolares (nunca fue confirmado pero todos los rumores y especulaciones apuntan aproximadamente a dicha suma) en la época en que la aplicación estaba en auge. Si bien ya existían otras aplicaciones similares, no se las tenía en cuenta en aquel momento ya que solamente estaban subiendose al tren del éxito que Vine venía logrando. 

Celebridades del deporte, la músicael cine y la TV utilizaban Vine activamente. Se forjaron talentos creativos... y otros no tanto, pero no menos virales. Se registraron momentos épicos deportivos. Se inmortalizaron tristes eventos sociales. Vine ofreció durante todos estos años una plataforma simple para explayar creatividad, activismo, humor... una amalgama de contenido que pocas veces se ha visto. Algunos más criticables que otros... y obviamente toneladas de material basura. Pero aún así, fue la primer app que acercó a millones de usuarios de una manera que ni las grandes plataformas "sociales" pudo lograr. Quizás por todas estas razones fue que Twitter decidió sumar a Vine a su nómina. 

Pero en lo que respecta a esta última decisión de cerrar Vine, Twitter ofreció solo silencio. Aún no extendió una razón oficial, por lo cual solo quedan algunas teorías forjadas en base los últimos datos otorgados, entre otras fuentes, por AppAnnie, donde se puede ver claramente que Vine sufrió un declive en su cantidad de usuarios activos mensual y diariamente. Esto llevó a que Vine dejará de estar dentro del "Top 100" de aplicaciones del AppStore. 

La teoría que suena más fuerte es la de la creación de Snapchat, la cual pareció haber absorvido gran parte de los usuarios de Vine. Absorción de la que aparentemente Vine nunca se recuperó. 

Vine, en un comunicado en su cuenta de Twitter, ya anunció que se tomarán medidas para permitir a TODOS los usuarios la posibilidad de descargar no solo sus propios videos, sino de poder rescatar y atesorar todos sus vines favoritos. También dejó clara la inevitabilidad de su cierre... por lo cual las series de "rants" de varios usuarios a lo largo y ancho de la red son solo vanales intentos de evitar su partida. 

Los especuladores del interespacio ya están apuntando al mismísimo Twitter como el próximo difunto. Luego de estas decisiones y el hecho de que su rentabilidad continúa en picada, no parece descabellada la idea. ¿Tendrá el pajarito fuerza para seguir aleteando por unos años más? 

Por su parte, Rus Yusupov, co-fundador de Vine y quien lo vendió en el 2012, escribió un simple mensaje en su cuenta de Twitter

"No vendan su compañía!!!"

Un consejo muy fácil de propiciar... una vez subido al yate que la venta de su compañía le debe haber brindado.