Vehículos inteligentes: la revolución que comienza

A principios de este mes, las empresas mencionadas comunicaron un esfuerzo en conjunto para que, junto con la industria local china de automóviles, comenzara la fabricación masiva de automóviles auto-conducidos. 

Por el lado de nVidia, que seguramente para muchos resultará familiar su nombre gracias a sus procesadores gráficos GeForce, planea integrar a su "cerebro" virtual, la capacidad de integrar el mapeado digital HD y la infinita base de datos que posee Baidu. Este último quizás no suene tanto... pero en resumidas cuentas podríamos decir que es el "Google Chino", y que nada tiene que envidiarle al buscador conocido por todos. 

El procesador Drive PX2 ya se encuentra a la venta desde hace un tiempo, pero no logró incursionar masivamente al mercado... hasta ahora. De llevarse adelante esta movida industrial podríamos estar en pocos años, a bordo de automóviles chinos conducidos por inteligencias artificiales. Teniendo presente que la industria automotor china produce casi el doble de lo que producen las industrias estadounidenses y japonesas combinadas, no suena descabellado pensar que pasariamos de Ford o Toyota a marcas que hoy no tenemos ni idea de su existencia salvo quizás, Chery

Por supuesto, si el cambio se gesta, debería venir de la mano de profundos cambios a nivel social y educativo de muchos países, así como también sus injerencias legales. La discusión sobre quién debería ser responsable en un siniestro automotor si el vehículo es auto-conducido está latente por ejemplo... entre tantos otros temas a tratar.

En una interesante movida por un grupo de estudiantes del Instituto de Tecnología de Massachucetts, mundialmente conocido por solo su sigla, MIT, se propone por medio de la creación y resolución de problemas de conducción que involucran decisiones de vida o muerte, la creación de una "Máquina Moral" en la cual todos podemos crear y definir como creemos que una máquina debería reaccionar a la hora de decidir sobre la vida del conductor y pasajeros, o la vida de peatones en situaciones extremas donde uno de los dos grupos corre peligro fatal.  Podemos crear nuestros dilemas para que otros los resuelvan o responder sobre los dilemas creados por otros usuarios siguiendo este enlace

En resumen, parece ser la hora de forjar esos cambios y mirar a futuro, porque si hay algo que los chinos fomentan desde todos los estratos de su sociedad, es su industria. El Gobierno chino, quizás permitiendo alguna que otra falencia impositiva, siempre estuvo dispuesto a ayudar a sus empresas grandes, medianas y chicas a desarrollarse en el mercado. Y cuando se deciden a algo, solo lo hacen.

Por el lado "humano" del asunto, sería interesante plantearnos nuestra calidad de "monos al volante" y dejar paso a estas nuevas tecnologías que solo intentan hacer de nuestras vidas algo menos complicado.