Samsung repondrá sus teléfonos explosivos

Para aquellos que no escucharon las explosiones en los últimos días, los ponemos al tanto: 

Debido a un defecto en las baterías de los nuevos celulares Samsung Galaxy Note 7, estos tendían a sobrecalentarse y derretirse o directamente explotar en los bolsillos o manos de los usuarios, con todos los peligros que esto acarrea. Una de las combustiones espontáneas del dispositivo incluso causó el incendio de un automovil. Variados fueron los reportes de usuarios a lo largo del mundo sobre estos acontecimientos, y algunos organismos tomaron medidas cautelares al respecto.

En base a unos 92 reportes propiamente documentados, entre los cuales 26 de ellos incluyen daños por quemaduras, Samsung decidió tomar las riendas del debacle y ofrecer a todos los usuarios que compraron un Note 7 una serie de opciones para el recambio de la unidad. Las opciones serían 2:

  • Devolver la unidad al punto de venta donde se adquirió y recibir a cambio una nueva unidad del Galaxy Note 7 reparada.
  • Devolver la unidad al punto de venta donde se adquirió y pedir cualquier otro producto de Samsung depositando o recibiendo la diferencia a favor por el recambio.

Las únicas unidades que pueden ser devueltas son aquellas compradas hasta el 15 de Septiembre del 2016. Si como usuario se tiene alguna duda sobre la eligibilidad de su Galaxy Note 7 para este recambio, solo debe ingresar el código IMEI de su celular en el siguiente sitio: Galaxy Note Safety Recall.

Supuestamente, además del recambio, los usuarios recibirían una "Gift Card" con un valor de 25 Dólares, aunque esto solo será otorgado en selectos locales oficiales de Samsung. 

Se estima que esta broma explosiva podría costarle a Samsung no solo su reputación como el fabricante de celulares más grande del mundo, sino también la módica suma de 5 billones de dolares solo en lo que queda de este año fiscal.