Redes sociales vs sitios Web: ¿Quién gana la batalla?

Estar en las redes sociales genera visibilidad (como objetivo en sí mismo), son gratuitas y sus millones de usuarios están a un clic de los contenidos. Las personas interactúan directamente, confirmando sus intereses, necesidades y sugerencias.

Sin embargo, a pesar de las configuraciones avanzadas, las redes aún tienen sus limitaciones:

  • El contenido que se publica en las redes, le pertenece a las redes. Las plataformas se reservan una amplia licencia sobre la información de autoría
  • Tienen la misma apariencia para todas las cuentas. La personalización no es tan notoria y el diseño se convierte en una limitación
  • La base de datos de los usuarios no es enteramente del administrador de la Fan Page

Es hora de colgar los guantes en esta batalla. Un sitio web no es el antagonismo de las redes sociales, sino su apoyo y viceversa. Tener un sitio web propio amplía el abanico de libertades y posibilidades, desde el diseño que permite adaptar la imagen corporativa hasta la información que se visualiza. Implica tener un control total sobre lo que sucede en el sitio, pero, así también, requiere una mayor dedicación y mantenimiento. Un sitio web demanda tiempo y constancia en la actualización. Cualquier cambio o modificación que atraviese una empresa deberá verse reflejado en el sitio.

Lo que importa es el contenido. Las personas suelen ingresar a los sitios webs o a las redes sociales, persiguen contenidos de valor que resuelvan sus necesidades. Invertir tiempo y recursos en ellos seguramente traerá gratas respuestas como visitas, me gusta, compartidos, clics, compras y potenciales clientes

Es más factible que los contenidos de blog o sitios webs aparezcan primeros en los resultados de las búsquedas, antes que los que se encuentran en plataformas de Social Media. Este se constituye como uno de los elementos diferenciadores más importantes. 

Sitios web y redes sociales, en relación simbiótica, trabajan para el posicionamiento y presencia de empresas en el mundo digital, por lo que ninguna debería funcionar de forma aislada. Tu marca debe estar en las redes, ya que es una forma de permanecer cerca de tu público. Pero, sin dudas, deberás contar con un sitio web para llevar a los consumidores actuales y potenciales allí, que, al fin de cuentas, es tu casa, ¿verdad?

Fuente imagen: Ricardo Abengoza Hernandez