Los infieles ya no podrán escapar

Paranoico/as, celoso/as y, en algunos casos, intuitivo/as podrían ser los adjetivos de quienes buscan saber que hacen sus parejas en las redes sociales o en los servicios de mensajería. 

La tecnología, desde ya hace tiempo, se ha vuelto una aliada para este tipo de intromisión en la vida privada de quien se puede llamar novia/o, esposa o marido, y del amor implicado en estas relaciones mejor que hablen desde las disciplinas competentes. 

Nos propondremos hacer un recorrido por las herramientas disponibles en internet para llevar adelante la misión de un cuasi investigador privado. Estas van a depender del uso que se les quiera dar y según el dispositivo al que se quiera acceder para visualizar información o recuperar datos.

  • El más fácil, directo y bien conocido por todos es mirar el historial dentro de los buscadores de internet en el que sólo podrá encontrar indicios y saber qué páginas ha visitado el presidiario que usted tiene en su casa.
  • Los llamados geolocalizadores o GPS pueden ser incorporados en los Smartphone, si es que estos ya no lo traen incorporados. El iPhone trae un espía incluido: "Buscar a mis amigos". Basta con que se autorice a otro usuario a través de ID de Apple y se podrá saber en dónde está el supuesto engañador en tiempo real.  
  • Bien, ahora será un capítulo aparte: Whatsapp y las mensajerías instantáneas. Estás traen severos problemas, resultan la forma más barata y al alcance de todos para conseguir relaciones múltiples.  Para ello se han creado aplicaciones varias que consiguen recuperar los mensajes que se borran con la intencionalidad de no ser descubiertos. Algunas de las que podemos nombrar son:
    • iSpyoo es paga y permite saber qué está haciendo el otro en el chat gratuito. Además se puede saber qué llamadas realizó y qué páginas visitó, entre otros.
    • Recover Messages  es otra. Esta permite recuperar mensajes y garantiza eficiencia al 100 por ciento.
Fuente imagen: Daniel Horacio Agostini