Delivery de Pizzas "como caídas del cielo"

Una vez realizado el pedido, de acuerdo a lo que expresó su  Gerente General, la persona recibirá una notificación de que se está aproximando al domicilio. Allí el cliente deberá salir a la calle con su teléfono y apretar un botón de la aplicación para que el drone la ubique y baje para “entregar” la pizza.

La cadena eligió Nueva Zelanda para comenzar pero esperan extender esta modalidad a países como Francia, Bélgica, Alemania, Japón, entre otros.

Qué será del destino a futuro de los “chicos de la moto”… tal vez hay que reinventarse como los taxistas y remiseros con Uber.