De series y redes: los casos House of Cards y Broad City

Aumentar la presencia en redes no responde a simples acciones individuales aisladas, por el contrario es una buena estrategia de marketing digital  lo que hace que estas series triunfen en Social Media y hagan explotar los rankings de audiencia. Los recursos son múltiples e incluyen desde el live tweeting hasta la generación de concursos  para guionar nuevos capítulos.

House of Cards  y Broad City, son algunas de las producciones televisivas con una envidiable gestión de redes sociales o bien que aprovecharon al máximo  a cada una de sus plataformas digitales.  Estas series se caracterizan por apuntar todos sus esfuerzos comunicacionales al mundo digital, dejando de lado la publicidad tradicional. 

Caso 1: House of cards o mejor dicho, Frank Underwood

House of cards es un acierto desde el algoritmo uno. Fue un análisis exhaustivo de su audiencia y claro ¡el big data! lo que permitió a Netflix prever un éxito como éste. Después de varios reportes estaban seguros de tres cosas: a sus usuarios les gustaba David Fincher, como director, Kevin Spayce era uno de los actores más buscados, y  el drama político era uno de los géneros favoritos. La historia sigue con  cuatro temporadas ya emitidas y una quinta en producción.

Frank existe, es real, habla con sus seguidores e inclusive participa activamente en campañas electorales de diversos países. La idea de llevar un personaje ficcional a las plataformas digitales es de sus recursos favoritos. Es un candidato ficticio por el que sin dudas miles de espectadores votarían. 

via GIPHY

Ningún seguidor de la serie podría olvidar cuando FU saludó a Federico Pinedo en su fugaz paso por la presidencia argentina o cuando desde la cuenta @HouseofCards Heather Dunbar fue la “opo” y Jackie Sharp, la “panqueque” (referencias políticas de Argentina). 

Estas acciones son solo algunas de las que conforman el elaborado plan estratégico de llevar la política al Social Media. Además de las campañas en Twitter o Facebook con imágenes que van al grano con un cinismo marcado, se crearon hasta sitios web para apoyar una candidatura ficticia y descargar media kits con material propagandístico para apoyar a Frank Undewood.

Caso 2: Broad City

 

 

Broad City es una serie hecha por millennials para millennials, donde los guiños o gags humorísticos vienen de una exaltación por  la contemporaneidad. Ilana Glazer y Abbi Jacobson, creadoras y protagonistas, entendieron que una estrategia de Social Media se trataba de algo más que memes y GIFs.

Esta serie tiene sus orígenes en una analítica inconsciente, apuntando aquellas necesidades, inquietudes o temáticas no reflejadas en los productos televisivos hasta ese momento. Así fue como crearon una serie web en Youtube con el mismo nombre, de producción independiente amateur.  A pesar de no apuntar a la visualización masiva y la generación  de contenido shareable, las creadoras del proyecto empezaron a trabajar por sí mismas en el SEO de su producto

“Durante la serie nunca fuimos virales. Empezamos a obtener respuesta de nuestra comunidad: la comunidad de comedia en New York, y eso fue suficiente para hacernos sentir que lo que estábamos haciendo era algo bueno y relevante”, afirmó Glazer estableciendo la diferencia entre calidad y cantidad.

via GIPHY

La trama de dos jóvenes newyorkinas sobreviviendo los veintitantos en una sucesión de eventos cotidianos llevados al absurdo, encontró su principal apoyo y complemento en la gestión de redes sociales. La generación de contenidos de esta serie va desde la promoción del merchandising, el albúm de fotos del backstage hasta el desarrollo de una aplicación propia: un teclado de Broad City, que  permite a los usuarios utilizar emojis, GIFs y stickers de la serie.

Actualmente, sus cuentas responden a una lógica casi personal, confirmando la autoría de los posteos, en un fiel reflejo del perfil de sus creadoras. Son de Internet, vienen de Internet y su contenido es tan cálido y accesible, que podría pertenecer un amigo nuestro o existir de forma independiente a la serieBroad City se emite por Comedy Central y fue la primera serie con mayor audiencia  desde 2012 en la historia del canal, después del descubrimiento de  Amy Poehler.

Todos en algún momento fuimos a la búsqueda de ese spoiler intencional a manos de los Community Managers  de Game of Thrones o  transformamos nuestras fotografías en zombis en la Fan Page de The Walking Dead.

El mundo de las redes sociales y las series convergieron  al punto de que existen series que sólo se emiten en la web o bien series cuyo primer episodio se reproduce en Facebook Live, como es el caso de Outcast, del creador de The Walking Dead.

Alejando la connotación negativa de lo que significa ser fan, en la cultura de la convergencia, las redes son el espacio por excelencia para maximizar y optimizar la conversación o como se dice generalmente “mantener el fuego ”, que en fin de cuentas es uno de los objetivos primeros ¿no?: que la gente hable de ello