Google sabe todo de ti... mientras se lo permitas

Hay una regla mítica en el mundo de la informática que dicta que "Todo es culpa del usuario", y diría que se cumple en un 99% de las veces. Con el tema de la seguridad informática sin embargo, se cumple el 100% de las veces, ya que somos nosotros mismos quienes ingresamos, a veces sin siquiera pensar en lo que estamos haciendo, nuestros nombres, apellidos, edades, emails, numeros de teléfono, datos de tarjetas de crédito, fechas de nacimiento, etc etc etc.

Según Lee Munson, erudito de la seguridad informática actual:

"¿Así que Google lo sabe todo de tí? ¿Y de quién es la culpa? Tuya, por supuesto.

Evidentemente, incluso con el fácil acceso a la información que poseemos hoy en día, no es de conocimiento general la cantidad de datos que Google almacena de nosotros cuando, sin leer (porque es "muy largo), aceptamos esa "Política de Privacidad" cuando abrimos nuestras cuentas de Google al crear un email, al comprar un nuevo smartphone Android, o al registrarnos en algún otro servicio relacionado.

Ya el primer párrafo nos recibe con la cruda y simple realidad:

"Cuando utilizas los servicios de Google, nos confías tu información."

Al menos Google te lo dice, ¿no?  Eso sin embargo, no lo convierte en algo bueno, ya que a pesar de todo, siempre aceptamos esa Politica de Privacidad y tratamos de continuar con nuestra cyber actividad lo más rápido posible básicamente porque el servicio que se ofrece es "gratis". Teniendo en cuenta que hoy, los datos personales son la moneda en curso del mundo digital, nosotros ya le estamos pagando al servicio que sea que nos estamos registrando con todo lo arriba mencionado, porque luego usan nuestros datos para informes demográficos que se le ofrecen a un crisol de empresas

Vivir en la era de la información tiene sus ventajas, si no tenemos nada que ocultar o si no nos interesa nuestra privacidad (es parte de nuestros derechos hacer lo que querramos con nuestras vidas al fin y al cabo), pero tenemos que ser conscientes que nadie nos regala nada. Nuestros datos son nuestro pago por cada servicio gratis que encontramos por la Internet. Haciendo las pases con eso, vamos a poder cyber existir o más tranquilos o al menos conscientes de que siempre alguien nos quiere vender algo, y nos está mirando.

Sin embargo, es posible realizar un breve listado y "paseo" por los diferentes rincones de nuestras cuentas de Google para intentar mostrar dónde, cómo y cuándo nuestra información es recopilada y cómo podemos hacer para que, si alguno quiere controlarla, se logre enviar la menor cantidad de info posible