Una pequeña esperanza para crear agua potable

Lo que a simple vista puede parecer un pedazo de goma, o un insecto en un vaso de agua, es en realidad una tableta purificadora que, utilizando nanotecnología energizada con simple luz solar, ataca las bacterias que puedan encontrarse en el agua.

Por medio de un trabajo en conjunto entre el Instituto de Ciencias en Materiales y Energía de la Universidad de Stanford y Laboratorio Acelerador Nacional SLAC, un grupo de científicos e ingenieros lograron crear esta pequeña maravilla que, usando un amplio rango de la luz solar visible, potabiliza el agua en cuestión de minutos. Este invento podría suplantar el uso de otros métodos ya probados que utilizan otros recursos, como por ejemplo hervir el agua o purificadores ultravioleta los cuales suelen tomar horas o incluso días en purificar el agua dado a que usan solo un mínimo porcentaje de la luz solar para trabajar.

Chong Liu, investigador con post-grado en Stanford y autor del reporte sobre este dispositivo explica:

"La luz ultravioleta comprende solamente un 4% de la luz solar. Si utilizamos también, la luz solar visible estaríamos llegando a un 50% de su uso. Siendo un recurso gratis, no veo el porqué de no utilizar la mayor cantidad de luz solar para potabilizar el agua." 

El reporte completo (en inglés) puede leerse aquí

En términos que los humanos normales entendemos, esta pequeña tableta de vidrio esta cubierta con una capa de "nanopartículas" de disulfuro de molibdeno (usado comunmente como un lubricante industrial) y pequeñas porciones de cobre que, bajo las condiciones propicias, causan una reacción química que ataca directamente a las bacterias que puedan encontrarse en el agua. 

En diferentes pruebas controladas, este dispositivo logró eliminar el 99.99% de las bacterias encontradas en 25 mililitros de agua en 20 minutos. De acuerdo a Liu el dispositivo puede ser escalado proporcionalmente a las cantidades de agua que sea necesario y se supone costaría "unos pocos dólares". En estos meses venideros, los investigadores realizaran pruebas en un ambiente real con la esperanza de que esta tableta se vea comercializada en los proximos 3 o 5 años

Algo importante a tener en cuenta: por el momento, esta tableta solo ataca a las bacterias del e.coli y la bacteria de ácidos lácticos. Otros virus o agentes contaminantes como el plomo aún no están dentro del rango de acción de la tableta, pero el equipo de investigadores planea atacar dichos elementos en próximas versiones del dispositivo.