#InstaNewLook ¡Te queremos igual !

Un mundo panóptico. La nueva era nos invita a mostrar todo lo que tenemos, todo lo que somos, y ese todo debería  ser perfecto. Se empuja a la perfección como rasgo de la época en donde el ojo juega un papel dominante.

Ya todo el mundo sabe que Instagram cambió su logo e interfaz, pasó casi una semana y aún así las modificaciones no resisten el análisis, menos la crítica.

Es historia pasada la asociación libre de la aplicación con  imágenes y filtros retro, esa simulación  a las tan preciadas polaroid; y ese público selecto fotógrafo profesional o amateur.  En la construcción de esta nueva identidad, Ian Spalter, Head of desing de Instagram, buscó algo que reflejara la evolución de la aplicación: ya no se trata de una app para editar y compartir fotografías, ahora es una red social en donde los usuarios cuentan historias.

Los detalles del rebranding. Eliminar lo innecesario, ni demasiado abstracto que quitara historia a la marca, ni demasiado literal que no sirviera para justificar el cambio. Como base de inspiración se mantuvo la cámara del logo anterior aunque se simplificaron los trazos y se expandieron los colores que identificaban la aplicación, que colores fluctúa entre los magentas, violetas y amarillos ¡Súper cool para los amantes del noventoso degradé!

Líneas simples, la omisión del arcoíris explícito, el cristalino y el visor.  Si bien se mantiene el mismo estilo de navegación los colores se modificaron. El fondo ahora es blanco, los íconos de las notificaciones también, en una elegante combinación con el negro y una magenta/rosa/sandia un pantone ¡por favor!

Vibrante y diverso, como la singularidad humana. “Crear una imagen que representara el rango completo de la variedad de expresión de la comunidad: pasado, presente y futuro”, éste fue uno de los argumentos que se utilizó en la presentación de la nueva imagen, publicado en el blog oficial de Instagram

 “El ícono es una puerta de colores, pero una vez dentro de la aplicación, creemos que el color debe venir directamente de las fotos y videos de la comunidad”, explicó Spalter.

El minimalismo en el diseño según los referentes de la firma, apunta a que todo el color de la aplicación este dado por las fotos y videos de los miembros de los usuarios, de esta forma el foco está puesto el contenido generado individualmente sin mayores distracciones.

Diseñando la evolución. Los radicales cambios no quedaron solo en la app madre, sino también en sus satélites de desarrollo externo como Layout, Boomerang e Hyperlapse que cuenta con un nuevo aspecto más unificado en la búsqueda de cohesión. 

                                       

Aunque pareciéramos cómodos con el cambio dinámico y la adaptabilidad, cada vez que algo se modifica en la pantalla de nuestros  móviles nos vemos impulsados de forma consiente a hablar sobre ello y criticar, claro. Esta evolución icónica de la aplicación despertó múltiples reacciones en los usuarios y vamos ¡cuánta creatividad en el (not) like!

 

via GIPHY

                                                                                                        

via GIPHY

En un posteo realizado por Ian Spalter en Medium se despieza el proceso creativo ítem by ítem en un contrataque amigable con la crítica, reconociendo el valor de los aportes de sus usuarios y la búsqueda de una representación más fiel a su dinámica comunidad actual (aunque muchos twitteros pongan en duda el análisis de mercado).

“Empezamos con lo básico,  se quitó la ornamentación y aplanó el ícono, llegando a un opción más brillante. De manera anecdótica sabíamos que a la gente le encantaba el arcoíris y el lente de la cámara como un elemento visual clave”, afirmó el diseñador. 

Como parte del proceso de innovación que empezó un año atrás, los creativos le pidieron a las personas de la empresa que representaran el logo de Instagram en 5 segundos. Casi todos, o la gran mayoría, eliminó el arcoíris, el cristalino y el visor.

“Así fue que decidimos traducir estos elementos en un ícono más moderno que lograra un equilibrio entre reconocimiento y versatilidad”, comentó Ian, en su extenso post.

En cuanto a la selección de los colores que terminarían por definir el logo, desde la compañía se re pensó el arcoíris teniendo en cuenta la necesidad del calor y energía para completar la idea. Lo vibrante.

#MyInstagramlogo es un espacio donde miembros de la comunidad, creativos, artistas y demás desarrollaron su propio logo con diferentes texturas y colores. Además en el blog oficial se incluyen las historias de sus creadores. Allí encontrarán algo como esto: 

   

Hoje é um dia muito importante para o @instagram, com a chegada do novo logo/ícone e novo layout do aplicativo. Eu estou extremamente honrado de participar desta mudança e de ter sido uma das pouquíssimas pessoas do mundo a vê-lo antes do anúncio oficial. Fui convidado por eles para recriar o novo logo, assim como fiz há cerca de 3 anos quando criei a hashtag #MyInstagramLogo. Nesse período, mais de 4.000 pessoas criaram suas próprias versões do logo anterior, de todas as formas possíveis. Essa mudança representa um novo começo para eles, por isso é um momento tão importante. Convido a todos que já participaram do #MyInstagramLogo a participarem novamente! 😊 Today is a very important day for @instagram, with the announcement of their new logo/icon and a brand new layout. I'm extremely honored for being part of this change and for being one of the very few people in the world to see it before the launch. I was invited by them to recreate their new logo, just like I did it before about 3 years ago when I created the #MyInstagramLogo hashtag. During this period, over 4.000 people have created their own version of the previous logo, in many different ways. This change represents a new fresh start for them, so that's why it's such an important moment. I invite you all that have been part of #MyInstagramLogo before to create your new version! 😊

Una foto publicada por Paulo del Valle (@paulodelvalle) el

 

 

Después de este resumen estamos en condiciones de afirmar que no nos estaban mintiendo ¡No usaron ni WordArt, ni Paint! ¿No?