Sobreviviendo a la tecnología

Al encontrar noticias en la web sobre "tecnología de supervivencia" que mostraba cómo hacer fuego en un situación extrema con limones, y algunos otros elementos más de fácil adquisición, surgió la idea de saber cómo las tecnologías ayudan en momentos críticos.

En el caso del limón, funciona como batería y fuente de energía. Aunque el cuestionamiento se posicionó sobre lo que habría que llevar a un campamento, por ejemplo,  nos pedía cosas que son poco habituales en esos casos: Cables, clavos, virulana y broches (son algunos de las piezas que permitirían hacer la fogata). Con el limón atravesado por los elementos metálicos y cables que cruzan se genera un primitivo circuito que hace que se pueda generar fuego.

Pero, como vimos se trata de un proceso engorroso y algo lento. En estos tiempos que corren la gente ya no tiene tiempo, aunque se encuentre de vacaciones, no es tan fácil “desenchufarse”. Por eso, y gracias al Dios en el que se crea, hay empresas que piensan en dispositivos que ayudan a superar algún momento de dificultad.

Entre los más visibles se encuentra un teléfono que funciona con una pila AA, con funciones elementales tales como usar una linterna, una alarma y realizar llamado en caso de que posea una tarjeta con crédito para estos fines.  

Según sus fabricantes dura 15 años en reposo y soporta hasta 10 horas de conversación. Se vende como un teléfono de supervivencia, pero podría ser una alternativa como celular de repuesto en caso de que no funcione el que habitualmente usamos.

El SpareOne, como lo llamaron sus diseñadores, es resistente al agua y tan solo pesa 80 gramos. Su precio también es digno de desatacar ya que puede adquirirse por 60 euros, según el lugar donde se compre.

Lo último, es la tecnología puesta al servicio de los caprichos de la naturaleza para prevenir huracanes u otros desastres naturales y muertes por este tipo de eventos. En esos casos los gobiernos de las zonas más afectadas han invertido en innovación. Tal fue el caso, después de 2011, de la creación de Crisis Map de Google que permite conocer lugares críticos y hasta el estado de las rutas. Además, Facebook creo Safety Check para que en caso de atentados o cualquier incidente se pueda saber si un ser querido se encuentra bien.

Fuente imagen: Luis Pérez