Contraseñas que nunca deben utilizarse

Incluso luego de reiteradas advertencias sobre el tema: "Los usuarios continúan prefiriendo la comodidad a la seguridad", manifestaron los expertos de Spiderlab, al momento que reportaban haber encontrado dos millones de contraseñas robadas en todo el mundo en una red de hackers

Según los análisis de SplashData, de acuerdo a su registro de frecuencia, las siguientes son las peores contraseñas utilizadas durante el 2015. Es muy similar a la del 2014, pero con algunas nuevas e interesadas entradas como "solo" y "starwars".

1. 123456 (primer puesto por segundo año consecutivo)

2. password

3. 12345678

4. qwerty

5. 12345

6. 123456789

7. football

8. 1234

9. 1234567

10. baseball

11. welcome

12. 1234567890

13. abc123

14. 111111

15. 1qaz2wsx

16. dragon

17. master

18. monkey

19. letmein

20. login

21. princess

22. qwertyuiop

23. solo

24. passw0rd

25. starwars

Se debe tomar conciencia de que la comunidad hacker conoce a la perfección este comportamiento y,  desde sus principios, comparten los listados con las constraseñas que más utilizan los usuarios de sistemas.

Es por este motivo que es necesaria una buena contraseña, aquella que puede recordarse fácilmente pero que un hacker no puede adivinar ni descifrar utlizando softwares.

A continuación se brindan algunos consejos útiles a considerar para lograr este objetivo:

  • Se debe utilizar una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, símbolos y números.
  • La contraseña debe contar con un mínimo de 8 caracteres, ya que por supuesto cuantos más tenga, más dificil será descrifrarla.
  • Se deben crear diferentes contraseñas para las distintas cuentas con las que se trabaje. Es decir, es deseable evitar el uso de la misma contraseñas para diferentes sitios web.
  • Es recomendable cambiarla cada cierto período prudencial de tiempo.
  • No es aconsejable utilizar nombres o números que puedan asociarse con su persona, como una fecha de cumpleaños o un apodo.
  • De ninguna manera debe usarse el nombre de usuario, ni tampoco el de inicio de sesión como contraseña.
  • No utilizar el nombre de un miembro de la familia o de una mascota.
  • No debe usarse una única palabra en ningún idioma. Los hackers cuentan con herramientas basadas en diccionarios para descifrar este tipo de contraseñas.
  • No emplear el "123456", "contraseña", "passwors" ni cualquiera de los ejemplos de malas contraseñas mencionados previamente.
  • No debe respoderse "Sí", cuando se le solicite guardar la contraseña en el navegador de un ordenador particular.
  • No se deben escribir las contraseñas utilizadas en una libreta, ni tampoco facilitárselas a otra persona.

Fuente imagen: Esther vargas