LinkedIn busca certezas y va tras los antecedentes mentirosos

Interactive Fact Checking System, la reciente adquisición de LinkedIn que buscará limpiar de información falsa su red.

Partimos de la seriedad y el prestigio de la red profesional más importante del mundo y el respaldo que le dan los 300 millones de usuarios que ostenta. Luego reconocemos que resulta una habitualidad encontrar currículos con su contenido real modificado o inventado.

Concluimos que para seguir una línea de responsabilidad por el servicio ofrecido se debe apuntar a garantizar la autenticidad de la información.

También por una cuestión de respeto hacia aquellos que se limitan a consignar antecedentes estrictamente ajustados a la realidad, resulta menester ocuparse en forma inmediata de resolver el problema.

LinkedIn da indicios de haber iniciado la cruzada con la compra de esta herramienta.

Consiste en un sistema que realiza la comprobación de los antecedentes consignados en los perfiles de usuarios de la red. El sistema controla, procesa y comprueba la información. En forma automática se identifican los datos que no coinciden con la realidad, que son confusos o incongruentes. Posteriormente el propio sistema informará al usuario sobre las discordancias en la información a los efectos de que se modifique tal situación. Se proporcionan, además, sugerencias para corregir los errores.

A modo de ejemplo: el sistema puede reconocer diferencias en la fechas de culminación de estudios, tipos de puestos inventados en el trabajo denunciado, titulaciones académicas inexistentes, empresas fantasmas, etc.

Se nutre de información de muchas fuentes, apelando a enormes bases de datos para efectuar las comparaciones en búsqueda de datos veraces.

El nuevo sistema no solo controlará la información de los usuarios, también podrá revisar los contenidos producidos por estos en los blogs y artículos compartidos.

No hay aún un anuncio de cuando se iniciará con el proceso ni de cuál será el alcance del control, tampoco si arrancará como un sistema automático o se esperará un poco más para tomar alguna decisión.

No obstante la compra realizada y las perspectivas de que se ponga en funcionamiento asustará a muchos -que tendrán que reformular o readecuar su hoja de vida- pero alegrará a otros que valorarán esta búsqueda de certezas por parte de LinkedIn y descansarán con la tranquilidad de quienes pueden acreditar todo lo que han expresado por escrito.  

Imagen: Propieda de C_osett de su cuenta Flickr bajo licencia CC